Naturaleza de la Imagen Digital

Técnica

Una fotografía digital es un archivo informático que contiene los datos necesarios para representar una imagen. No es un objeto material, sino un código binario intangible que necesita ser traducido por dispositivos electrónicos. Una fotografía digital es, en esencia, información.

Una fotografía digital es en esencia información

Una fotografía digital es información inmaterial


Con la llegada de la tecnología digital la fotografía se ha desmaterializado. El medio físico al que pertenecen la película de sales de plata, los químicos de revelado o los papeles fotográficos ha sido sustituido por un medio electrónico intangible protagonizado por el sensor, las tarjetas de memoria y los ordenadores. Las actividades propias del proceso fotográfico como el revelado, la conservación, la exposición o la gestión del archivo de imágenes, han sufrido un profundo cambio.

Revelado

La sustitución de la película de sales de plata por el sensor, ha supuesto una transformación total del proceso de revelado: la imagen digital se revela en el ordenador (o en la propia cámara), con un importante ahorro de tiempo y costes de materiales.

El análisis técnico de la imagen digital se puede realizar con datos objetivos. Propiedades como el tono, color, contraste, definición etc. son valores numéricos que se pueden cuantificar con el software de revelado.

Revelado

Adobe Camera Raw es el software de revelado por excelencia

La digitalización de la fotografía nos ha traído un ahorro en tiempo y costes y una mayor precisión técnica en el proceso de revelado. Sin embargo, la fotografía se ha convertido en un objeto inestable, fácilmente transformable. La imagen digital está abierta siempre a la intervención, al retoque o incluso a la metamorfosis más radical

Conservación

La conservación de las imágenes digitales se realiza mediante la gestión de los archivos informáticos y sus soportes de almacenamiento.

Los archivos informáticos son fáciles de copiar y almacenar. Podemos realizar las copias que queramos de nuestra imagen, todas idénticas al original. A diferencia de lo que ocurre con los negativos o con las fotografías en papel, una fotografía digital no se degrada con el paso del tiempo. Si hemos conservado el archivo, la fotografía no ha cambiado nada con respecto a la que registró la cámara.

El principal riesgo relacionado con la conservación de las imágenes digitales está en los soportes en los que se almacenan los ficheros. Todos los soportes son relativamente frágiles y tienen una duración limitada. Si se dañan o se borran, perderemos todas las fotografías almacenadas. Conviene realizar más de una copia de nuestras fotografías y, si es posible, guardar los soportes en ubicaciones físicas diferentes.

El soporte en el que se almacenen los ficheros debe ser considerado como algo temporal, que debe ser renovado cada cierto tiempo debido a su caducidad y a la continua evolución tecnológica. De forma constante aparecen en el mercado nuevos soportes que aumentan sus prestaciones y capacidad de almacenamiento.

Archivo

Con las cámaras digitales la producción de imágenes ha crecido de forma exponencial, siendo habitual que un fotógrafo disponga de un archivo de miles de fotografías.

Para gestionar nuestro archivo fotográfico es imprescindible utilizar un software de gestión que nos permita clasificar y etiquetar las imágenes. De esta forma será sencillo encontrar y visualizar cualquier fotografía cuando la necesitemos.

Adobe Bridge es el software de gestión de imágenes que acompaña al excelente Photoshop

Adobe Bridge es el software de gestión de imágenes que acompaña al excelente Photoshop

Los archivos informáticos pueden incluir metadatos que acompañan a la fotografía. Muchos de estos metadatos consisten en información técnica como el modelo de cámara. la distancia focal, la apertura de diafragma, etc. Otros incluyen información de derechos de autor o palabras clave sobre la fotografía. Algunos metadatos los escribe la propia cámara y otros los introduce el fotógrafo mediante el software de gestión de imágenes.

Existen varios estándares de metadatos fotográficos, promovidos por diferentes organizaciones. Los más utilizados son IPTC, XMP o EXIF.

Publicación

La forma de mirar a las fotografías también ha sufrido grandes cambios. Aunque una parte de ellas siguen imprimiéndose en papel, lo más habitual es contemplarlas en una pantalla. La publicación de imágenes en Internet nos permite llegar a un amplio público, potencialmente ilimitado. Las fotografías se pueden visualizar en cualquier lugar, en cualquier momento, y con cualquier dispositivo técnicamente adaptado.

Website

La publicación en Internet es el medio más habitual de exponer fotografías

Sin embargo, las imágenes van a ser visualizadas en un entorno sobre el que no tenemos control. La calidad con que son percibidas dependerá en muchos casos del tamaño del dispositivo y de la configuración de la pantalla del observador (brillo, color, resolución). En cualquier caso, las imágenes van a ser visualizadas con una calidad muy inferior a la que proporciona un libro o una exposición.

Es imposible controlar las copias de nuestras imágenes una vez que las hemos publicado en Internet o la hemos enviado a otra persona. El uso no autorizado de imágenes es una práctica cada vez más habitual en la red.