Tamaño y Resolución de una Fotografía

Revelado

Como vimos en el artículo dedicado a la Naturaleza de la Imagen Digital, una fotografía digital es un archivo informático que contiene los datos necesarios para representar una imagen. No es un objeto físico sino que es, en esencia, información.

Una imagen digital está formada por una matriz o cuadrícula de puntos ordenados en filas y columnas. A cada punto de esta cuadrícula se le llama píxel (del inglés Picture Element). El píxel es la unidad mínima de información de una fotografía digital y describe cada punto concreto de la imagen.

Una imagen digital está formada por una matriz de píxeles

Una imagen digital está formada por una matriz de píxeles

Tamaño

Un pixel no tiene dimensiones (es una unidad de información). Por tanto, una fotografía digital no tiene medidas físicas. No tiene sentido decir que una imagen digital mide X cm de ancho por Y cm de alto.

Hay dos formas de expresar el tamaño de una imagen digital:

  • Indicando sus dimensiones mediante la expresión C x F, donde C es la cantidad de columnas (el ancho) y F es la cantidad de filas (el alto) de la imagen. Por ejemplo podemos decir que tenemos una imagen de 4.256 x 2.832 píxeles
  • Indicando el número total de píxeles de la imagen, que se obtienen multiplicando los píxeles de ancho por los píxeles de alto. La imagen del ejemplo anterior tendría 4.256 x 2.832 = 12.052.992 píxeles o 12 megapixeles. Esta es la forma más habitual de expresar el tamaño de una fotografía, aunque tiene el inconveniente de no ofrecer información sobre las proporciones de la imagen,

tamañodeimagen

El tamaño de una fotografía digital depende del número de fotositos que tenga el sensor de la cámara de fotos, ya que cada pixel de la imagen es capturado por un fotosito. Por tanto, una cámara con un sensor de N megapíxeles producirá fotografías de los mismos N megapíxeles (puedes encontrar más información sobre el funcionamiento del sensor en los artículos el Sensor y Tamaño y Resolución del Sensor).

Cuanto mayor sea el tamaño de una imagen digital, mas información contiene (mas nivel de detalle). Esto nos permitirá obtener copias en papel de mayores dimensiones sin pérdida de calidad.

Resolución

La resolución de una imagen es la relación entre su número de píxeles y el tamaño físico en el que va a ser reproducida (normalmente el tamaño de la copia en papel). La resolución indica, por tanto, el número de píxeles de la imagen por cada unidad de longitud.

La resolución de una fotografía se expresa en píxeles por pulgada (ppp o ppi del inglés pixels per inch).La pulgada es una unidad de medida de longitud muy utilizada en Estados Unidos y Reino Unido. Una pulgada equivale aproximadamente a 2,54cm.

En el cuadro de diálogo tamaño de imagen, al que se accede desde la opción de menú Imagen/Tamaño de Imagen de Photoshop podemos ver muy bien la relación entre el tamaño y la resolución de la imagen.

En este ejemplo tenemos una imagen de 4256 x 2832 píxeles. Si la imprimimos a una resolución de 300ppp (esto quiere decir que en cada pulgada de papel habrá 300 píxeles de la imagen) el tamaño de la copia en papel sería de 36,03cm x 23,98cm:

tamañodeimagen1

Pero si cambiamos la resolución para imprimir la fotografía a una resolución de 200 ppp (en cada pulgada de papel habrá 200 píxeles), el tamaño de la fotografía impresa se aumenta a 54,95cm x 35,97cm:

tamañodeimagen2

En ambos casos la imagen es la misma (observa que no han variado las dimensiones en píxeles ni el tamaño de fichero), sólo se ha cambiado la resolución de impresión. Podemos hacer copias en papel de una fotografía con diferentes tamaños y resoluciones sin cambiar su contenido.

La calidad de una copia en papel depende de la resolución utilizada. A partir de 200 ppp la calidad de impresión es bastante buena, siendo óptima a 300 ppp.

La resolución se utiliza frecuentemente para valorar la calidad de una fotografía digital (no de una copia en papel). Es habitual afirmar que una imagen de 300 ppp tiene más calidad que otro de 150 ppp. Sin embargo, la resolución a solas es una información incompleta. A la resolución de la imagen se debe acompañar siempre las dimensiones físicas que tendrá la imagen si se imprime a dicha resolución. Por este motivo, es mejor utilizar el tamaño en píxeles para determinar la capacidad de ampliación de una fotografía.