El Número Guía

Iluminación

En el artículo dedicado al Flash Electrónico vimos que el flash portátil es un flash independiente de la cámara que se conecta a ésta por medio de una zapata situada en su parte superior.

Una de las principales características del flash portátil es su potencia, que determina la distancia máxima de cobertura del flash.

El Flash portátil Nikon SB-900 tiene un número guía 34

El Flash portátil Nikon SB-900 tiene un número guía 34

En este artículo vamos a ver cómo se mide la potencia de un flash portátil y la forma de utilizar este dato para realizar el control de la exposición.

Potencia de un Flash Portátil

Para medir la potencia de un flash portátil se utiliza una magnitud conocida como Número Guía. El número guía es la distancia máxima de cobertura del flash (expresada en metros o en pies) en la que podemos obtener una exposición correcta utilizando una sensibilidad de 100 ISO y una apertura de diafragma f/1.

Para entenderlo mejor vamos a ver un ejemplo. El flash Nikon SB900 tiene un número guía 34/111,5. Esto quiere decir que es capaz de iluminar suficientemente a un sujeto situado a 34 metros (111,5 pies) cuando realizamos una fotografía con una sensibilidad de 100 ISO y utilizando una apertura de diafragma f/1.

Cuanto más alto es el número guía, mayor es la potencia del flash. Si doblamos el valor del número guía, la potencia del flash es cuatro veces mayor. Esto es debido a que el nivel de iluminación de un sujeto se rige por la ley inversa del cuadrado. Según dicha ley la intensidad de la luz disminuye de acuerdo con el cuadrado de la distancia a la fuente de emisión. Esto quiere decir que si la distancia con respecto a la fuente de luz se dobla, el nivel de luminosidad del sujeto se reduce a la cuarta parte.

El Número Guía

El numero guía pone en relación tres factores que influyen en la exposición con flash: la distancia del sujeto, la apertura del diafragma y la sensibilidad ISO. Lo podemos ver en la siguiente fórmula:

NG = Distancia * número f / √ ISO / 100

Cuando trabajamos con una sensibilidad de 100 ISO la fórmula se simplifica:

NG = Distancia * número f

Partiendo de esta fórmula es muy sencillo saber la distancia a la que debemos situar el sujeto según la apertura de diafragma que vayamos a utilizar:

Distancia = NG / número f

En el ejemplo anterior teníamos un flash con número guía 34. Si vamos a utilizar un diafragma f/4, la distancia a la que debemos situar el sujeto será:

Distancia = 34 / 4 = 8,5 metros

Para simplificar la fórmula habíamos supuesto que vamos a trabajar con una sensibilidad de 100 ISO. Si queremos usar una sensibilidad diferente, debemos multiplicar la distancia por 1,4 cada vez que doblemos la sensibilidad.

También es muy sencillo determinar cuál debe ser la apertura del diafragma segun la distancia del sujeto:

Número f = NG / Distancia

Vamos a continuar con el mismo ejemplo. Queremos hacer una foto a un sujeto situado a una distancia de 6 metros utilizando nuestro flash con número guía 34:

Número f = 34 / 6 = f/5.6

De igual forma que hemos visto para la distancia, Si utilizamos una sensibilidad diferente a 100 ISO, debemos multiplicar el número f por 1,4 cada vez que doblemos la sensibilidad.

Algunos flashes antiguos tenían en la parte trasera una escala que relacionada la sensibilidad ISO, la distancia del sujeto y la apertura del diafragma

Algunos flashes antiguos tenían en la parte trasera una escala que relacionada la sensibilidad ISO, la distancia del sujeto y la apertura del diafragma

Hay situaciones en las que la potencia del flash o la distancia no se pueden determinar fácilmente. Por ejemplo, si utilizamos un difusor, la potencia efectiva del flash (el número guía) se reduce, o si rebotamos el flash sobre el techo es difícil medir la distancia. En estos la solución es abrir el diafragma (normalmente con 1 o 2 pasos es suficiente) hasta lograr la exposición correcta.

Aunque conocer la relación entre el número guía, la distancia, el número f y la sensibilidad ISO nos ayudará a entender mejor el funcionamiento de nuestro flash, no es habitual hacer cálculos con estas magnitudes para determinar la exposición.

Hoy en día, casi todos los flashes portátiles actuales tienen la posibilidad de funcionamiento automático TTL, en los que el flash, en combinación con el exposímetro de la cámara es capaz de regular su potencia para obtener una exposición correcta

Cabezal Zoom

Existen flashes portátiles que disponen de un cabezal zoom que ajusta automáticamente el ángulo de cobertura el destello luminoso para adaptase a la distancia focal del objetivo.

Si utilizamos un objetivo gran angular, el flash emitirá un destello con un amplio ángulo de cobertura, aunque su potencia será menor. Pero si utilizamos un teleobjetivo el haz de luz se concentra en una zona más pequeña de la escena, siendo mayor la potencia del flash.

En la pantalla LCD del flash podemos se muestra información del la posicion del cabezal zoom

En la pantalla LCD del flash se muestra información del la posicion del cabezal zoom

En ese caso, el número guía es diferente para cada distancia focal. El Flash Nikon SB-900 que mencionábamos antes, tiene un número guía 34 en la posición de zoom de 35 mm.

Es posible utilizar el cabezal zoom del flash de forma manual, con fines creativos. Por ejemplo podemos hacer un retrato con un objetivo de 35mm y el cabezal zoom del flash como si se tratase de un objetivo de 100mm. En este caso conseguiríamos que el flash se concentre e ilumine sólo una zona de la imagen (por ejemplo el rostro), mientras que el resto quedaría oscuro.