Los Trípodes

Técnica

En el artículo dedicado al obturador vimos que para evitar obtener imágenes borrosas se debe utilizar una velocidad de obturación suficientemente rápida que evite que las vibraciones de la cámara afecten a la nitidez de la imagen.

En general se recomienda que el tiempo de exposición no sea superior a 1 dividido por la distancia focal del objetivo. Por ejemplo, para un teleobjetivo de 200mm la velocidad mínima de obturación sería de 1/200 segundos.

Sin embargo, no siempre podemos utilizar una velocidad de obturación tan rápida como desearíamos. En situaciones de poca luz o cuando usamos teleobjetivos el uso de un trípode nos ayudará a mejorar la nitidez de nuestras imágenes.

Cuando usamos teleobjetivos el uso de un trípode nos ayudará a mejorar la nitidez de nuestras imágenes

Cuando usamos teleobjetivos el uso de un trípode nos ayudará a mejorar la nitidez de nuestras imágenes

Un trípode es un soporte formado por tres patas, normalmente articuladas y plegables, que se utiliza para elevar y dar estabilidad a la cámara. También se puede usar como soporte para una unidad flash o cualquier otro equipo fotográfico.

En este artículos vamos a ver cuáles son las principales características de un trípode y sus posibles aplicaciones.

Partes de un Trípode

Las principales partes de un trípode son las siguientes:

partes de un tripode

  • Base de montaje. La base de montaje es una superficie (normalmente circular) situada en la parte superior del trípode, que incluye un tornillo en el que enroscaremos la cámara o una rótula. El tamaño de los tornillos está normalizado (el más habitual en trípodes para cámaras fotográficas tiene un diámetro de 1/4”) por lo que es independiente del fabricante
  • Rótula. La rótula es una pieza que se enrosca sobre la base de montaje, situándose el trípode y la cámara. Permite modificar y bloquear de forma rápida la orientación e inclinación de la cámara de (o del objetivo) montados sobre el trípode. Adicionalmente, mediante el uso de zapatas, permite montar y desmontar la cámara de forma sencilla, sin necesidad de enroscarla cada vez en el soporte de montaje
  • Columna central. Es una barra situada en el centro del trípode sobre la que se sitúa el soporte de montaje. Los trípodes más básicos no tienen columna central, y en los más avanzados se puede desplazar para modificar la altura del trípode o colocarla en posición horizontal o inclinada (muy útil en macrofotografía)
  • Patas. Como su nombre indica, un trípode está formado por tres patas. Las patas están compuestas por varios segmentos (habitualmente tres) que se pueden extender o contraer a modo de telescopio, para molificar la altura del trípode o adaptarlo a terrenos irregulares
  • Sistema de bloqueo de las patas. Como las patas del trípode se pueden extender y contraer, disponen de un sistema que permite bloquearlas a la altura que deseemos. Los sistemas más habituales son los de palanca y los de rosca. El sistema de palanca es algo más rápido de usar, mientras que el de rosca es más simple y compacto
  • Pies. Son la parte final de las patas del trípode, la que se apoya en el suelo. El tipo de pie más común está hecho de goma para evitar que el trípode se deslice. Los trípodes más avanzados tienen pies desenroscables, por lo que se les puede acoplar diferentes tipos de pie, como pinchos o pies de gran superficie

Características de un Trípode

A la hora de elegir el trípode más adecuado a nuestras necesidades nos fijaremos en las siguientes características:

  • Tamaño plegado. Es la longitud del trípode cuando las patas telescópicas están sin extender. Cuanto más pequeño sea el trípode, más cómo será de transportar, aunque también será menos robusto si se va a usar para soporte de equipos pesados
  • El tamaño típico de un trípode plegado oscila entre 50 y 75 cm.

  • Altura máxima desplegado. Es la altura máxima del trípode con las patas telescópicas extendidas. La altura adecuada de uso de un trípode es la que permite manejar la cámara sin necesidad de inclinarse. Para ello es recomendable el trípode con las patas desplegadas llegue (como mínimo) hasta los hombros, y si añadimos la rótula hasta la barbilla. De esta forma, la altura de un trípode medio oscila entre los 150 y 160 cm.
  • También se debe tener en cuenta la altura mínima a la que se puede utilizar el trípode. En algunos trípodes se puede retirar la columna central y bajarlo para realizar tomas a ras de suelo

  • Material de fabricación. Es el material que se ha utilizado para fabricar el trípode. Los más comunes son aluminio y fibra de carbono. El aluminio es el material más utilizado en la construcción de trípodes, debido a que tiene gran robustez y su precio no es muy elevado. Los trípodes hechos de fibra de carbono tienen la ventaja de su reducido peso y una gran rigidez, aunque su precio es algo más elevado.
  • Peso. Lo ideal es tener un trípode lo más ligero posible, especialmente si se va a transportar con frecuencia. Sin embargo, el peso del trípode y su robustez están estrechamente relacionados, por lo que hay que buscar un equilibrio entre robustez y portabilidad.
  • El material de fabricación es determinante en el peso del trípode, siendo los trípodes más ligeros los que se han fabricado con fibra de carbono.

    El peso de un buen trípode ronda los 1,5 kg si es de fibra de carbono y 2,5 kg si es de aluminio aunque, como es lógico, depende de su tamaño.

  • Carga máxima. Es la carga máxima (recomendada por el fabricante) que podemos poner sobre el trípode. Es importante usar un trípode adecuado a las características de cámara: como norma general, la carga máxima soportada debe ser entre 1,5 y 2 veces el peso del equipo.

La Rótula

La rotula es un componente esencial del trípode que permite modificar y bloquear de forma rápida la orientación e inclinación de la cámara de o el objetivo montados sobre el trípode

Existen diferentes tipos de rótula que se diferencian en el sistema utilizado para mover la cámara:

  • Rótula de Bola. La orientación e inclinación de la cámara se modifican girando una bola situada en el centro de la rótula. Un tornillo permite bloquear o desbloquear los movimientos de dicha bola. Las rótulas de bola son sencillas, rápidas de usar y ofrecen una gran flexibilidad en los movimientos.
  • Rótula de bola

    Rótula de bola

  • Rótula 3D. Dispone de tres manillas, cada una de ellas para moverla en un eje espacial. Son las mejores para trabajos de estudio, macro y arquitectura en los que se requieran movimientos suaves y encuadres muy precisos. Tienen el inconveniente de que para hacer el movimiento hay que manejar tres manillas, y que en ocasiones sobresalen haciendo incómodo el transporte del trípode
  • Rótula 3D

    Rótula 3D

  • Rótula de Joystick. Tienen una única manilla, a modo de joystick, con la que se pueden realizar movimientos en todas las direcciones. Están diseñadas especialmente para fotografía de acción o de deportes. Son muy flexibles, aunque algo más aparatosas que las de bola
  • Rótula de joystick

    Rótula de joystick

  • Rótulas Panorámicas. Son rotulas circulares que solo giran alrededor de un eje y se usan para realizar fotografías panorámicas obtenidas mediante la unión de varias tomas

La Zapata de Montaje

La zapata de montaje es una pieza cuadrada o rectangular, fabricada normalmente de metal y recubierta de goma, que se enrosca a la cámara (o al objetivo) mediante un tornillo situado en el centro.

Zapata de montaje

Zapata de montaje

Cuando la cámara tiene puesta la zapata de montaje, una abrazadera de palanca situada en la rótula permite acoplarla o separarla al trípode de forma rápida y sencilla, sin necesidad de atornillarla y desatornillarla cada vez.

Desgraciadamente el tamaño de las zapatas no está estandarizado, por lo que las zapatas de un fabricante pueden no servir para acoplarlas a la rotula de un fabricante diferente.

Usos del Trípode

Como veíamos al principio de este artículo, la principal función del trípode poder utilizar velocidades de obturación lentas sin que los movimientos de la cámara afecten a la nitidez de la imagen.

En ocasiones, gracias a el uso de un trípode podemos elegir una combinación de apertura de diafragma, velocidad de obturación y sensibilidad ISO que de otra forma no sería posible.

Por ejemplo, es posible utilizar una apertura de diafragma pequeña con el fin de lograr una mayor profundidad de campo, o una sensibilidad ISO más baja con el fin de reducir el ruido de imagen. Como en ambos casos se requiere una velocidad de obturación más lenta, el trípode nos permitirá realizar la toma.

El uso de un trípode tiene, además, otras aplicaciones muy interesantes:

  • Fotografía panorámica. El trípode nos facilita tomar una serie de fotografías desde diferentes ángulos para posteriormente unirlas en una única imagen panorámica
  • Fotografía HDR. En este caso el trípode nos permite tomar una serie de fotos con el mismo encuadre y diferentes exposiciones para obtener una fotografía de alto rango dinámico (HDR)
  • Animaciones. Para hacer animaciones se toma una serie de fotografías con el mismo encuadre y pequeñas variaciones. Posteriormente se unen en una secuencia de vídeo a modo de animación
  • Imágenes compuestas. Si tomamos una serie de fotografías con el mismo encuadre las podremos mezclar para producir una imagen compuesta, seleccionando de cada imagen la zona que nos interese. Esta técnica es utilizada, por ejemplo, para eliminar personas cuando se fotografías monumentos muy visitados