A dónde la luz me lleve. Exposición de Ouka Leele en Madrid

Eventos

La tercera edición de Miradas de Asturias tiene como fotógrafa invitada a Ouka Leele, cuya mirada nos muestra ese pequeño universo íntimo con el que ha convivido durante un tiempo en su viaje “siguiendo la luz” en Asturias.

Ficha de la Exposición
TítuloA dónde la luz me lleve
AutorOuka Leele
LugarConde Duque
C/ del Conde Duque, 11
CiudadMadrid
Fecha de Inicio18 de Febrero de 2015
Fecha de Fin29 de Abril de 2015
HorarioMartes a sábados de 10:30 a 14:00 h y de 17:30 a 21:00 h. Domingos y festivos de 10:30 a 14:00 h
PrecioGratuita

Miradas de Asturias es una iniciativa de largo recorrido de la Fundación María Cristina Masaveu Peterson para promover, desde el mecenazgo, la creación de un fondo de obra inédita inspirada en Asturias, a partir de la visión íntima y personal de prestigiosos fotógrafos invitados, Premio Nacional de Fotografía.

Un beso fuera del  tiempo. 2014. Ouka Leele. Serie A donde la luz me lleve, Miradas de Asturias | Mecenazgo | Fundación María Cristina Masaveu  Peterson

Un beso fuera del tiempo. 2014. Ouka Leele. Serie A donde la luz me lleve, Miradas de Asturias | Mecenazgo | Fundación María Cristina Masaveu Peterson

Esta tercera edición de Miradas de Asturias tiene como fotógrafa invitada a Ouka Leele (Madrid, 1957), fotógrafa, performer, pintora, poeta, directora de audiovisuales y artista completa. Su mirada nos muestra ese pequeño universo íntimo con el que ha convivido durante un tiempo en un viaje “siguiendo la luz”, en un intento de exorcizar el momento fugitivo, la luz incierta en el que se mezclan esos parajes y los seres que los pueblan. Todo un mundo pleno de hechizo e interrogantes, y que la fantasía, la imaginación y la nueva mirada de Ouka Leele nos regala con esta exposición.

Para la artista, la experiencia de trabajar en Asturias ha hecho surgir “la sensación de estar entrando en el paraíso, inmersa en la belleza”. Sus imágenes retratan las costas, los faros y las rocas, pero también las costumbres del medio rural, la vegetación y la arquitectura, siempre con el estilo característico de esta fotógrafa.

El color, los paisajes oníricos y las escenas evocadoras dan una visión misteriosa e intimista de la región. “Como una recolectora de luz, salgo por la mañana solo atenta a donde la luz me lleve, sabiendo que no podré repetir lo que veo pues está construido de luz y brumas, de humedad y misterios irrepetibles”, detalla la artista.

El proyecto expositivo, comisariado por el crítico y curador Manuel Romero, se compone de 50 obras (la mayor parte de ellas fotografías a color de gran formato) que se combinan con cinco acuarelas pintadas sobre fotografías en blanco y negro, además de tres piezas audiovisuales.