El Diafragma

Técnica

El diafragma es un mecanismo situado en la parte posterior del objetivo que se utiliza para graduar la cantidad de luz que llega al sensor. Está formado por una conjunto de laminillas metálicas que se mueven de forma radial para abrir o cerrar un orificio de tamaño ajustable.

Objetivo con diafragma abierto

Objetivo de 35mm con el diafragma abierto a f/8

El número de laminillas varía según el objetivo y determina la forma del diafragma: pentagonal, hexagonal, etc. Lo más habitual son los diafragmas que utilizan entre 5 y 9 laminillas.

El número f

La cantidad de luz que llega al sensor a través del objetivo está condicionada, además de por la apertura del diafragma, por la distancia focal del objetivo. Con un mismo tamaño físico de apertura del diafragma, cuanto mayor sea la distancia focal del objetivo, menos luz llegará al sensor.

Para simplificar las cosas, en fotografía se utiliza una escala de aperturas relativas, que relaciona la distancia focal y el diámetro físico del diafragma. Este sistema utiliza una magnitud llamada número f para clasificar las diferentes aperturas.

El número f se obtiene de una sencilla fórmula:

N = f / D

Donde f es la distancia focal del objetivo y D es el diámetro de la apertura del diafragma.

La ventaja de este sistema es que en todos los objetivos, independientemente de su distancia focal, la cantidad de luz que deja pasar un diafragma de un determinado número f es exactamente la misma.

La escala de números f es universal y la utilizan todos los fabricantes de cámaras y objetivos:

Escala de números f
f/1 f/1.4 f/2 f/2.8 f/4 f/5.6 f/8 f/11 f/16 f/22 f/32

Cuanto menor es el número f, mayor es la apertura del diafragma (y por tanto llega más luz al sensor). El diafragma más abierto sería f/1 y el más cerrado f/32. Cada paso de diafragma deja pasar al sensor el doble o la mitad de luz que en el anterior (según abramos o cerremos)

Es común hablar pasos para referirse a las aperturas del diafragma. Así cuando se dice que he abierto el diafragma un paso, quiere decir que he abierto el diafragma al siguiente número f, dejando pasar el doble de luz.

Apertura de diafragma

Diferentes aperturas de diafragma. Cuanto menor es el número F, mayor es la apertura del diafragma

La secuencia de números f no sigue una progresión aritmética, sino una progresión geométrica de razón \scriptstyle \sqrt{2} (aproximadamente 1.4). Esto es debido a es que si duplicamos el diámetro de un circulo, su área se cuadruplica (y por tanto el diafragma dejaría pasar cuatro veces más luz). Para entenderlo mejor vamos a poner algunos ejemplos:

  • Un diafragma f/1.4 deja pasar el doble de luz que un diafragma f/2
  • Un diafragma f/1.4 deja pasar cuatro veces más luz que un diafragma f/2.8

El anillo de diafragmas

El anillo de diafragmas es un control giratorio, situado en la parte trasera del objetivo, que permite seleccionar la apertura del diafragma.

En las cámaras de funcionamiento manual, el anillo de diafragmas es la única forma de cambiar la apertura del diafragma. Girando el anillo en un sentido o en otro, el diafragma se abre o se cierra un paso.

Con la introducción de la electrónica, es posible manejar el diafragma desde el cuerpo de la cámara. Los equipos réflex de gama alta incorporan un dial dedicado a controlar la apertura del diafragma, mientras que los de gama baja tienen un dial compartido que sirve para cambiar la apertura del diafragma y la velocidad de obturación.

El control electrónico del diafragma, ha permitido que su apertura se pueda incrementar o disminuir en saltos más pequeños que un paso. La siguiente tabla muestra una escala de números f con incrementos de 1/3 de paso, lo más habitual en las cámaras réflex actuales:

Escala de números f con incrementos de 1/3 de EV
1.0 1.1 1.2 1.4 1.6 1.8 2 2.2 2.5 2.8
3.2 3.5 4 4.5 5.0 5.6 6.3 7.1 8 9
10 11 13 14 16 18 20 22 25 28
32

Esta forma de trabajar, con incrementos de 1/3 de paso, es muy útil, ya que permite ajustes finos en la exposición. Suele haber una correspondencia con los ajustes en la velocidad de obturación y en la sensibilidad ISO, que también se pueden ajustar con incrementos de 1/3 de paso.

Las últimas generaciones de objetivos para cámaras réflex no disponen de anillo de diafragmas. Esto ha permitido simplificar su diseño y reducir su coste. Sin embargo, sólo permiten cambiar la apertura desde el cuerpo de la cámara, por lo que no se pueden utilizar en las cámaras antiguas.