El Obturador

Técnica

El obturador es el dispositivo de la cámara que nos permite controlar el tiempo que va a estar expuesto el sensor a la acción de la luz.

Su función es semejante a la del diafragma: regular la luz que va a alcanzar el sensor. Pero mientras el diafragma controla la intensidad de la luz, el obturador controla el tiempo de exposición.

La mayoría de las cámaras utilizan uno de estos dos tipos de obturador: central o de plano focal.

Obturador Central

El obturador central está situado dentro del objetivo. Está compuesto por varias láminas metálicas que se abren de forma radial, de forma similar a las del diafragma. Al accionar el disparador, las láminas se separan del centro y se mantienen abiertas hasta que transcurre el tiempo de exposición establecido.

Existen obturadores centrales que funcionan de forma mecánica y otros más precisos que son controlados electrónicamente.

El obturador central se usa cada vez menos. Lo incorporan los objetivos de las cámaras técnicas de gran formato, y los de cámaras de medio formato como las Hasselblad.

Obturador de Plano Focal

El obturador de plano focal está situado en el interior de la cámara, justo delante del sensor. Está formado por dos cortinillas, hechas de una aleación ultraligera, cuyo movimiento está controlado por la electrónica de la cámara.

Obturador de Plano Focal

Obturador de plano focal. Las cortinillas metálicas se desplazan verticalmente

En el momento del disparo, la primera cortinilla se desplaza de un extremo al otro del sensor, dejando pasar la luz. Una vez transcurrido el tiempo de exposición, la segunda cortinilla se encarga de cubrir la zona de nuevo.

Las cortinillas tardan siempre el mismo tiempo en descubrir o tapar completamente el sensor. Los diferentes tiempos de exposición se consiguen ajustando el periodo de tiempo que transcurre entre la apertura de la primera cortinilla y el cierre de la segunda.

En el caso de tiempos exposición largos (aproximadamente 1/250 seg o mayores, dependiendo de la velocidad de sincronización de la cámara), la segunda cortinilla no empieza a desplazarse hasta que la primera ha completado su recorrido.

La siguiente figura muestra el funcionamiento del obturador con tiempos de exposición superiores a la velocidad de sincronización de la cámara:

Esquema de funcionamiento del obturador con tiempos de exposición lentos

Esquema de funcionamiento del obturador de plano focal con tiempos de exposición lentos

Sin embargo, para conseguir tiempos de exposición más breves, es necesario que la segunda cortinilla comience a desplazarse antes de que la primera ha completado su recorrido. De esta forma, no queda expuesto todo el sensor a la vez, sino que se expone por partes a través de una especie de rendija móvil.

La siguiente figura muestra el funcionamiento del obturador con tiempos de exposición inferiores a la velocidad de sincronización de la cámara:

obturador rápido

Esquema del funcionamiento del obturador de plano focal con tiempos de exposición rápidos

Los primeros modelos de obturador de plano focal utilizaban cortinillas que se desplazaban en sentido horizontal. Hoy en día la mayoría de las cámaras utilizan cortinillas que se desplazan verticalmente. De esta forma, necesitan cubrir una distancia más pequeña (24 mm en lugar de 36 mm en el caso de las cámaras de 35mm o full-frame) tardando menos tiempo en completar su recorrido.

La Velocidad de Obturación

En fotografía hablamos de velocidad de obturación, para referirnos al tiempo que va a estar expuesto el sensor a la acción de la luz.

La escala estándar de velocidades de obturación tiene los siguientes valores:

Escala de velocidades de obturación
1s 1/2s 1/4s 1/8s 1/15s 1/30s 1/60s 1/125s 1/250s 1/500s 1/1000s

Cada paso significa el doble o la mitad de la luz. 1/15 deja pasar el doble de luz que 1/30, y 1/60 deja pasar la cuarta parte de luz que 1/15.

El Ajuste de la Velocidad de Obturación

La rueda de ajuste de velocidades de obturación es un control giratorio, situado habitualmente en la parte superior de la cámara, que permite seleccionar la velocidad de obturación.

Fujifilm X-Pro1

Dial de control de velocidad de obturación de la Fujifilm X-Pro1.

Para simplificar, se suprime el numerador en las velocidades inferiores a un segundo, mostrándose la escala de la siguiente forma:

Forma simplificada de mostrar las velocidades de obturación
B 1 2 4 8 15 30 60 125 250 500 1000 2000 4000

La posición B deja abierto el obturador, y por tanto deja pasar la luz, mientras mantengamos pulsado el botón de disparo. Suele utilizarse en condiciones de iluminación muy bajas, como fotografía nocturna o para conseguir efectos especiales.

Con la introducción de la electrónica, la rueda de velocidades de obturación ha desaparecido de la mayoría de las cámaras, siendo sustituida por un dial de control. Los equipos réflex de gama alta incorporan un dial dedicado a controlar la velocidad de obturación, mientras que los de gama baja tienen un dial compartido que sirve para cambiar la apertura del diafragma y la velocidad de obturación.

El control electrónico del obturador, ha permitido que los tiempos de exposición se puedan incrementar o disminuir en saltos más pequeños que un paso. La siguiente tabla muestra una escala de velocidades de obturación con incrementos de 1/3 de paso, lo más habitual en las cámaras réflex actuales:

Escala de velocidades de obturación con incrementos de 1/3 de EV
1/8000 1/6400 1/5000 1/4000 1/3200 1/2500 1/2000 1/1600 1/1250 1/1000
1/800 1/640 1/500 1/400 1/320 1/250 1/200 1/160 1/125 1/100
1/80 1/60 1/50 1/40 1/30 1/25 1/20 1/15 1/13 1/10
1/8 1/6 1/5 1/4 1/3 1/2,5 1/2 1/0,6 1/0,3 1

La Velocidad de Sincronización del Flash

Debido a la corta duración del destello de un flash (típicamente entre 1/1000 y 1/200 segundos) es necesario que el obturador se encuentre completamente abierto para que la exposición del sensor se realice correctamente.

La velocidad de obturación más rápida en la que el obturador se abre completamente se llama velocidad de sincronización del flash (sync speed o x-sync). Esta es la velocidad más rápida a la que es posible disparar nuestra cámara de modo que todo el sensor pueda estar al descubierto en el momento de destello del flash.

En las cámaras de 35mm más antiguas, en las que las cortinillas del obturador se desplazan horizontalmente, la velocidad de sincronización es de 1/60s o inferior. En las cámaras réflex actuales, en las que las cortinillas del obturador se desplazan verticalmente, la velocidad suele estar entre 1/125s y 1/250s. A velocidades más altas, el destello del flash sólo expondría parcialmente el sensor (la parte abierta entre las dos cortinillas)

La velocidad de Obturación y las Vibraciones de la Cámara

Si vamos a realizar la fotografía sujetando la cámara con la mano (es decir, sin trípode u otro tipo de soporte), hemos de elegir una velocidad de obturación suficientemente rápida para que las vibraciones de la cámara no afecten a la nitidez de la imagen.

Cuanto mayor sea la distancia focal de nuestro objetivo, más probable es que obtengamos imágenes con falta de nitidez debido a las vibraciones de la cámara. Para evitar este problema, se recomienda utilizar una velocidad de obturación mínima de 1 dividido por la distancia focal del objetivo. Por ejemplo, para un teleobjetivo de 200 mm se recomienda una velocidad mínima de 1/200 segundos. Esta velocidad podrá ser algo más lenta en el caso de que la cámara disponga de un sistema de estabilización de imagen.