Luz y Fotografía

Técnica

De la misma forma que los pintores utilizan pinturas para dibujar sobre el lienzo, la luz es la principal materia prima del fotógrafo. Podemos decir que una fotografía es una huella lumínica de una escena exterior. Por este motivo, es necesario entender y aplicar las propiedades de la luz si queremos introducirnos el mundo de la fotografía.

La luz es la principal materia prima del fotógrafo [Nikon D700, 70-200mm a 180mm, f2.8, 1/500seg, ISO 1600]

La luz es la principal materia prima del fotógrafo [Nikon D700, 70-200mm a 180mm, f2.8, 1/500seg, ISO 1600]

En un artículo anterior hablamos sobre la naturaleza y propiedades físicas de la luz. Aquí nos ocuparemos de una serie de características de la luz que afectan a la forma en que percibimos los objetos, y que van a ser determinantes a la hora de tomar fotografías:

  • El nivel de iluminación
  • La calidad de la luz
  • La dirección de la luz
  • La temperatura de color

Nivel de iluminación

Hablamos del nivel de iluminación (o iluminancia) para referirnos a la cantidad de luz disponible en el momento de tomar la fotografía. Para ser más precisos, se trata del flujo luminoso que incide sobre la escena que vamos a fotografiar.

El nivel de iluminación depende fundamentalmente de dos factores: la intensidad de la fuente luminosa y su distancia con respecto a la escena fotografiada.

El nivel de iluminación se rige por la ley inversa del cuadrado. Según dicha ley cuando una luz se propaga desde una fuente puntual en todas direcciones, su intensidad disminuye de acuerdo con el cuadrado de la distancia a la fuente de emisión. Esto quiere decir que si la distancia con respecto a la fuente de luz se dobla, el nivel de luminosidad del sujeto se reduce a la cuarta parte.

Medir correctamente y, en algunos casos, manipular el nivel de iluminación, es imprescindible para poder realizar fotografías: si el sensor de nuestra cámara (o la película fotográfica) recibe más luz de la necesaria, obtendremos una imagen sobreexpuesta (quemada); mientras que si recibe una cantidad de luz insuficiente, la imagen estará subexpuesta (oscura).

En la mayoría de las situaciones fotográficas no tenemos control sobre el nivel de iluminación. Por ejemplo, en la fotografía realizada en exteriores no podemos decidir sobre el nivel de iluminación que proporciona el Sol. En estos casos la forma de decidir la cantidad de luz que capturamos es mediante la medición del nivel de iluminación y el ajuste de la exposición. Sin embargo, en la fotografía con flash (especialmente cuando usamos flashes de estudio) disponemos de un control total del nivel de iluminación, pudiendo modificar la intensidad o la distancia de los flashes.

Calidad

La calidad de la luz es un concepto fotográfico que establece cómo afecta la iluminación a la forma en que percibimos los objetos Tiene una importancia decisiva en el aspecto general que ofrece una fotografía.

La calidad de la luz puede ser dura o suave, dependiendo del grado de contraste que produzca en la escena.

La luz dura origina sombras bien definidas y con mucho contraste con las zonas iluminadas. Permite apreciar bien el volumen y la textura de los objetos, aunque proporciona cierto aspecto dramático a la imagen, Un ejemplo típico de luz dura es la que proporciona el flash de la cámara cuando lo dirigimos directamente al sujeto fotografiado.

La luz suave provoca sombras difuminadas y con poco contraste con respecto a las zonas iluminadas. Las imágenes obtenidas son más agradables y se hacen menos evidentes los detalles de las texturas. Este tipo de iluminación es muy utilizada en la fotografía de belleza.

La calidad de la luz viene determinada principalmente por el tamaño de la fuente de luz (en relación al tamaño de la escena a fotografiar). A continuación veremos algunos ejemplos:

  • La luz es dura en días muy soleados, cuando utilizamos el flash de la cámara apuntando directamente al sujeto, con bombillas desnudas, etc.
  • La luz es suave en días nublados, cuando rebotamos el flash de la cámara sobre el techo, con una lámpara que cubre la bombilla con una pantalla, etc.
  • En la iluminación de estudio se utilizan accesorios como cajas para difuminar la luz del flash. Cuanto más grande es la caja, más suave es la luz que produce

No se puede decir de forma genérica qué calidad de luz es mejor para la fotografía. Todo dependerá del tipo de fotografía que queramos realizar, de lo que queramos transmitir con nuestra imagen.

Dirección

La dirección de la luz depende de la posición de la fuente luminosa con respecto al sujeto fotografiado (visto desde el lugar en el que se encuentra la cámara). En este sentido, es determinante el ángulo que forman la fuente luminosa y el sujeto fotografiado.

La dirección de la luz, junto con su calidad, afecta al contraste (diferencia entre las zonas iluminadas y de sombra) de una escena. Por tanto, la dirección de la luz va a condicionar aspectos de la imagen como el volumen, la textura y el detalle con el que se muestran los objetos.

Aunque la posición de la luz con respecto al motivo puede tener infinitas variaciones, siempre se acercará más o menos a alguno de los siguientes tipos:

  • Luz frontal. La fuente luminosa se encuentra detrás de la cámara, por lo que incide frontalmente sobre el sujeto. Este tipo de iluminación produce imágenes poco contrastadas. Los objetos se muestran sin volumen, aumenta la cantidad de detalles visibles y se anula la textura. Los colores se reproducen con gran brillantez. Es el tipo de iluminación más común, y en exteriores supone situarse con el sol a la espalda del fotógrafo.
  • Luz lateral. La fuente luminosa se encuentra a una de los lados de la cámara e incide lateralmente sobre el sujeto. Este tipo de iluminación produce imágenes muy contrastadas. Destaca el volumen y la profundidad de los objetos además de resaltar la textura; aunque da menor información sobre los detalles que la luz frontal.
  • Luz cenital. La fuente luminosa se encuentra encima del sujeto. Produce imágenes muy contrastadas con zonas de sombras duras y verticales y zonas de iluminaciones intensas. Es poco adecuada para el retrato, pues produce desagradables sombras en los ojos, labio superior y cuello.
  • Contraluz. La fuente luminosa se encuentra detrás del sujeto. Convierte los motivos en siluetas, ocultando sus formas y colores. Permite obtener imágenes simples, con gran contraste entre el sujeto y el fondo.

Temperatura de Color

La temperatura de color es una propiedad de la luz cuyo objeto es determinar la dominancia de alguno de los colores del espectro lumínico sobre los demás. Dicho de una forma sencilla, la temperatura de color trata de establecer el color de la luz. De esta forma es difícil encontrar una fuente de luz blanca pura, como puede ser la luz solar de un día despejado a mediodía o la luz del flash electrónico. Lo más habitual es que, dependiendo del tipo de fuente nos encontremos con luces con tendencia rojiza (luz cálida) o luces azuladas (luz fría).

El termino temperatura de color proviene de la física y se basa en la teoría de emisión de un cuerpo negro. Este cuerpo negro es una materia imaginaria que no reflejaría ninguna luz alguna cuando su temperatura es el cero absoluto (0K = -273,15 C). A medida que aumentamos su temperatura comenzará a irradiar luz. El espectro de esta luz y por lo tanto, su color dependerá de la temperatura del cuerpo. La observación de los cuerpos candentes (que emiten luz al ser calentados) permitió establecer esta teoría. Por ejemplo, si calentamos una barra de hierro, comenzará a resplandor rojo oscuro. Si continuamos calentándolo se vuelve amarillento (como el filamento de una bombilla) y finalmente azul y blanco.

En el momento de realizar la fotografía (o en el del revelado, como se verá en dicha sección) es importante conocer la temperatura de color de la fuente luminosa con objeto de realizar los ajustes necesarios en el balance de blancos y que los colores de la imagen obtenida se muestren naturales.

La temperatura de color se mide en Kelvin (representados por K). La siguiente tabla muestra la temperatura de color de diferentes fuentes de iluminación:

Temperatura Fuente de Luz
1000K Vela
2000K Luz del sol al amanecer
2500K Bombillas convencionales domésticas
5000-5500K Luz del día, flash electrónico
7000K Cielos parcialmente cubiertos
10000K Cielos muy nublados

Observa que cuanto mayor es la temperatura de color, más fría es la luz:
Temperatura de color