El Sistema de Enfoque

Técnica

El enfoque es (junto con el encuadre y el control de la exposición) uno de los factores que más influye en las características técnicas y estéticas de la imagen.

Con la acción de enfocar seleccionamos la zona de la imagen que se mostrará con más nitidez, la que será el centro de atención de de nuestra fotografía.

Con el enfoque seleccionamos la zona de la imagen que será el centro de atención

Con el enfoque seleccionamos la zona de la imagen que será el centro de atención

El objetivo es la parte de la cámara que se encarga de enfocar las imágenes. El enfoque se realiza desplazando (acercando o alejando) una serie lentes situadas en su interior. Para que un objeto esté correctamente enfocado, los rayos de luz que refleja cada punto del sujeto fotografiado deben converger en un punto correspondiente del plano focal (el plano en el que se ubica el sensor).

En el siguiente artículo puedes encontrar más información sobre el funcionamiento y características de los objetivos.

A lo largo de los años los sistemas de enfoque se han ido perfeccionando, desde el enfoque manual que utilizaban las primeras cámaras fotográficas, hasta llegar a los modernos sistemas autofoco que incorporan las cámaras réflex digitales.

Enfoque Manual

La forma más habitual de realizar el enfoque manual consiste en mirar por el visor y girar un anillo de enfoque situado en el objetivo.

Cuando giramos el anillo de enfoque, las lentes que hay en el interior del objetivo se acercan o se alejan del plano focal. Normalmente el anillo de enfoque incluye una escala de distancias con valores expresados en metros y en pies. Si giramos el anillo hasta la posición en la que el objetivo enfoca al infinito, la distancia entre las lentes y el sensor es la mínima.

El anillo de enfoque dispone de una escala de distancias en metros y en pies

El anillo de enfoque dispone de una escala de distancias en metros y en pies

Las cámaras de enfoque manual disponen de diferentes sistemas de ayuda para comprobar si la imagen está enfocada correctamente. El más simple consiste en usar la escala de distancias y medir o estimar la distancia del sujeto.

Las cámaras telemétricas de visor directo utilizan un telémetro para ajustar el enfoque. Este instrumento se basa en la obtención de dos imágenes separadas procedentes de dos ventanas situadas en la parte superior de la cámara. A través del visor vemos las dos imágenes (una de ellas llega reflejada por un juego de espejos y prismas). Cuando las dos imágenes coinciden, el sujeto está enfocado correctamente.

En las cámaras réflex de enfoque manual el fotógrafo examina el enfoque a través del visor con ayuda de la pantalla de enfoque. Ésta consiste en una lámina de material translucido que forma parte del mecanismo del visor réflex.

El tipo más común de la pantalla de enfoque incorpora un círculo de imagen partida y un anillo de microprismas. Ambos sistemas son complementarios y ayudan a realizar el enfoque.

El círculo de imagen partida y el anillo de microprismas del visor, ayudan a realizar el enfoque manual

El círculo de imagen partida y el anillo de microprismas del visor, ayudan a realizar el enfoque manual

El círculo de imagen partida está formado dos prismas semicirculares situados como una cuña. Si la imagen está desenfocada, se muestra dividida en dos partes. Cuando ambas partes se unen, la imagen está en foco.

El anillo de microprismas funciona de forma similar, utilizando una rejilla de microprismas con forma de anillo. Si la imagen está desenfocada la luz sufre múltiples refracciones, produciendo contornos borrosos. Cuando la imagen está enfocada, se ve nítida y ni siquiera se llegan a apreciar los prismas que forman el anillo.

Enfoque Automático

En la actualidad, la mayoría de las cámaras compactas y réflex utilizan algún sistema de enfoque automático, también llamado autofoco o en inglés autofocus.

En los sistemas autofoco, la cámara y el objetivo trabajan de forma conjunta para enfocar la imagen de forma automática. Cuando se pulsa el botón de disparo hasta la mitad, el sistema analiza la imagen hasta conseguir el enfoque correcto.

Existen diferentes sistemas de enfoque automático, siendo los más extendidos los de detección de fase y detección de contraste. A ellos se une el sistema de detección de rostros, que cada vez incorporan más cámaras compactas. Dependiendo de las características del sistema, el enfoque se realizará analizando la imagen completa, una zona central o un punto de enfoque seleccionado.

El sistema de detección de fase se basa en el uso de un sensor dedicado (diferente del sensor principal) encargado de las tareas de enfoque. El espejo réflex, que refleja la luz hacia el visor, deja pasar parte de luz a un espejo secundario que la dirige hacia el sensor autofoco.

Antes de llegar al sensor autofoco, la luz pasa a través de una matriz de microlentes que la dividen para producir una pareja de imágenes. El procesador de la cámara compara las dos imágenes (de forma semejante a lo que ocurre en las cámaras telemétricas) y da las instrucciones al objetivo para que realice el enfoque correcto.

En las cámaras réflex actuales, los sistemas de enfoque automático por detección de fase ofrecen una serie de puntos de enfoque que permiten al fotógrafo seleccionar la zona de la imagen que desea enfocar.

El sistema de enfoque automático por detección de contraste se basa en el principio de que el contraste es mayor si la imagen está enfocada. Cuando el objetivo trata de enfocar el procesador de la cámara analiza el contraste de las imágenes que llegan al sensor, determinando el enfoque correcto. Una desventaja de este sistema es que su funcionamiento es más lento que el sistema de detección de fase.

Los sistemas de enfoque por detección de rostros procesan la imagen tratando de encontrar rostros humanos. Se basan en el principio de que en un gran número de fotografías el sujeto principal es una o varias personas. De esta forman analizan la imagen para buscar el patrón de un rostro humano y si lo encuentran, realizan el enfoque a esa zona.

El sistema de enfoque por detección de caras analiza la imagen para enfocar al rostro de las personas

El sistema de enfoque por detección de rostro analiza la imagen para enfocar a la cara de las personas

Puntos de Enfoque

Las primeras cámaras réflex autofoco enfocaban sólo la zona central de la imagen. Para tomar una fotografía había que situar el sujeto principal en el centro del visor, pulsar el disparador hasta la mitad para bloquear el enfoque y reencuadrar la imagen antes de disparar.

Sin embargo, las cámaras réflex actuales permiten establecer la zona de la imagen que se quiere enfocar. A través del visor se muestran diferentes puntos de enfoque distribuidos por una amplia zona de la imagen, y con un dial de control o botón tipo joystick se puede seleccionar uno de ellos. De esta forma podemos enfocar (sin necesidad de reencuadrar) a sujetos que no están situados en la zona central de la imagen.

El visor de la Canon EOS 5D Mark II muestra sus 61 puntos de enfoque

El visor de la Canon EOS 5D Mark II muestra sus 61 puntos de enfoque

El número de puntos de enfoque es diferente según el modelo de cámara. Las cámaras réflex para principiantes disponen de un menor número de puntos de enfoque que las profesionales. Por ejemplo la cámara Canon EOS 650D cuenta con 9 puntos de enfoque, mientras que la Canos EOS 5D Mark III dispone de 61.

Distancia mínima de enfoque

La distancia mínima de enfoque es la distancia más corta a la que un objetivo puede enfocar. Se mide desde el plano focal de la cámara (no desde el extremo de la lente) y se expresa en metros. Algunas cámaras réflex tienen una marca en el cuerpo que indica la posición del plano focal.

La distancia mínima de enfoque es diferente para cada objetivo. Aunque depende de su construcción, con carácter general se puede decir que es menor en los angulares y mayor en los teleobjetivos. Por ejemplo el objetivo Nikon 28mm f/2.8 AF-D tiene una distancia mínima de enfoque de 0,25 metros mientras que en el Nikon AFS 300/2.8 VRII ED la distancia mínima de enfoque es de 2,3 metros.

Un caso especial son los objetivos de tipo macro, que tienen una distancia mínima de enfoque bastante corta para poder acercarse y fotografiar objetos de pequeño tamaño.